Corcho natural

Corcho natural

El corcho natural es el que se extrae directamente del alcornoque y no sufre ningún proceso productivo.

Su particular estructura celular define las principales características y prestaciones del corcho, que se mantienen en su mayoría en los derivados industriales como aglomerados, granulados, composites, etc.

De aplicación principalmente en la industria vinícola, la estrella de este tipo de corcho es el tapón para vino, pero también es utilizado en jardinería, artículos decorativos, moda, parquets, etc.

El corcho natural es un material con unas características innatas únicas: resistente y ligero, aislante térmico y acústico, impermeable a líquidos, elástico y compresible, ignífugo e hipoalergénico.

Pero sobre todo, el corcho es un material 100% natural, renovable y biodegradable. Todo ello hace del corcho un material inigualable.

Propiedades

Baja densidad y ligereza

Las células de corcho tienen el 90% ocupado por aire.

Impermeabilidad

La suberina y ceras presentes en la pared celular hacen que el corcho sea prácticamente impermeable a líquidos y gases. Los poros en forma hexagonal de su pared llenos de aire hacen que sea inaccesible a otros compuestos.

Baja transmisión de calor y buen aislante térmico

El elevado contenido de gas, el tamaño de las células y el bajo poder de absorción hacen que tenga esta propiedad.

Aislante acústico y baja transmisión del sonido

La baja densidad y elevada porosidad hacen que se capaz de absorber la mayoría de las ondas acústicas y se transformen en energía calorífica. El corcho es un corrector acústico ya que adsorbe más del 60% de las ondas sonoras que inciden sobre la superficie.

Elevada resistencia al movimiento y elevado coeficiente de fricción

El efecto ventosa que provoca la superficie de las células hacen que sea un propiedad muy importante a la hora de utilizar el corcho como material de taponamiento o antideslizante.

Capacidad de amortiguación

Se da por la deformación por flexión de las paredes celulares y es una propiedad muy importante para algunas aplicaciones como los tapones o las suelas de zapato.

Compresibilidad, elasticidad y flexibilidad

El alto contenido de aire de sus células permite que se pueda comprimir hasta casi la mitad sin perder flexibilidad, y recuperar su forma y volumen cuando se deja de presionar. Es el único sólido que si se comprime por un lado, no aumenta por el otro.

Durabilidad, estabilidad y rigidez

La lignina y los polisacáridos de su pared celular le proporcionan rigidez y lo hacen resistente al paso del tiempo.

Higroscópico

Se hidrata en función de las condiciones ambientales.

100% natural, reciclable y renovable

Es un material de origen vegetal que se puede extraer sin herir el árbol y se regenera con el paso de los años. Permite un equilibrio sostenible entre la gestión agroforestal y la acción del hombre. En la línea de las actuales tendencias de materiales naturales y de construcción sostenible. Es un claro ejemplo de economía circular.

Propiedades físicas, mecánicas y térmicas del corcho sin triturar, ni tratar o modificar

Algunas de sus propiedades físicas y mecánicas son debidas a las características estructurales a nivel celular y la estructura química de la pared vegetal (más de 40% de suberina, lignina y polisacáridos).
  • Densidad: 120-200kg/m3
  • Conductividad térmica: 0.045Wm/k
  • Resistencia acústica: 1.2 · 105kgm-2s-1
  • Coeficiente de fricción: 0.35-0.76 corcho / vidrio
  • Coeficiente de difusión agua: 2.6-2.9 · 10-9 m-2s-1
  • Conductividad eléctrica: 1.2 · 10-10Sm-1 a 25ºC; 1,67 · 10-13Sm-1 a 50ᵒC

Barnacork y su compromiso con la sostenibilidad

Economía circular

Reciclado

Residuo cero