Corcho aglomerado

Corcho aglomerado

El corcho aglomerado es corcho natural que ha pasado por un proceso de triturado, y prensado mediante calor y ligantes.

Este tipo de corcho es el más habitual en el mercado y el que tiene mayor ámbito de aplicaciones. Hay varias razones para ello.

  • Permite producir diferentes tipos de formatos, planchas, rollos, bloques, barras, etc. y en diferentes grosores y densidades.
  • Al ser un subproducto, es mucho más económico que el corcho natural.
  • Mantiene prácticamente todas las características del corcho natural.

La principal ventaja de los aglomerados es la posibilidad de fabricar productos específicos para diferentes soluciones. Además el hecho de estar procesados le confiere unas características técnicas constantes en cada producción, independientemente del origen del material o la época en la se fabrica.

También admite procesos industriales como moldeado o inyección de piezas y la posibilidad de aditivarlo con barnices, anti fúngicos, hidrofugantes, tintes, etc.

Como inconveniente podemos destacar una baja resistencia a la inmersión prolongada en agua (desaglomera) y por otro lado, aunque sigue siendo corcho natural, presenta un pequeño porcentaje de poliuretanos, necesarios para el proceso de aglutinación.
En el aglomerado de corcho no podemos definir unos parámetros técnicos generales para este tipo de material, pues es muy variable dependiendo de la densidad, la granulometría, el tipo de aglutinante, etc.

Barnacork y su compromiso con la sostenibilidad

Economía circular

Reciclado

Residuo cero