Barnacork

Info: info@barnacork.com - 0034 93 309 77 83 - Contacto

Recomendar Imprimir

Certificado FSC

  • El FSC, FOREST STEWARSHIP COUNCIL
    (Consejo de Administración Forestal)

    ¿Qué es el FSC?

    El Consejo de Administración Forestal (FSC), con base en la ciudad alemana de Bonn es una organización internacional independiente, no gubernamental y sin ánimo de lucro. Fue fundada en 1993 en Toronto (Canadá) por 130 representantes de organizaciones ecologistas, silvicultores, industriales madereros, organizaciones indígenas, asociaciones de bosques comunales y entidades de control de calidad.
    El FSC está financiado por donaciones de fundaciones privadas, de gobiernos, y cuotas de inscripción y acreditación. Para asegurar su total autonomía no acepta financiamiento de la industria.

    Un logo para unos bosques sostenibles

    El objetivo del FSC es promover, en los bosques de todo el mundo, una gestión forestal económicamente viable, socialmente beneficiosa y ambientalmente responsable. Para ello, en 1994 acordó los Principios y Criterios de buena gestión que deben respetarse en los bosques, un consenso de especial valor considerando los diferentes intereses de las organizaciones participantes en el Consejo.
    Todo producto forestal con el logotipo del FSC proporciona la garantía de que su origen es un bosque que cumple estos principios y criterios, reconocidos internacionalmente.

    ¿Qué es la certificación FSC?

    La certificación es un proceso de evaluación al que se somete de forma voluntaria una Unidad de Gestión o empresa forestal, y que es realizado por una tercera parte independiente (entidad certificadora), a través de auditorías de campo y consultas con todos los implicados.
    Este proceso culmina con una declaración escrita o certificado FSC, que finalmente garantiza al consumidor que los productos forestales certificados proceden de montes aprovechados de forma racional, de acuerdo a unos Estándares Internacionales que contemplan aspectos ambientales, sociales y económicos y que definen los niveles mínimos de buena gestión para los bosques de todo el mundo.

    La mision del FSC

    La misión del FSC es promover la gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable en los bosques de todo el mundo.

    1. La gestión forestal ambientalmente responsable asegura que el aprovechamiento de productos forestales maderables y no maderables contribuye a mantener la biodiversidad, la productividad y los procesos ecológicos del monte.

    2. La gestión forestal socialmente beneficiosa contribuye a que las poblaciones locales, así como la sociedad en su conjunto, disfruten de los beneficios a largo plazo del monte y proporciona asimismo incentivos para que las comunidades conserven los recursos forestales y se involucren en los planes de gestión.

    3. La gestión forestal económicamente viable implica que las operaciones forestales se estructuren y se administren de modo que sean lo suficientemente rentables, sin que los beneficios económicos se generen a expensas del recurso forestal, del ecosistema o de las comunidades afectadas. Los conflictos entre la necesidad de contar con ganancias financieras y los principios de responsabilidad ambiental y social en las operaciones forestales, pueden reducirse mediante la promoción de productos de mejor calidad y con mayor valor añadido.

    Principios y Criterios de Gestión Forestal del FSC

    Los Estándares Internacionales del FSC (Principios y Criterios de Gestión Forestal) establecen los requisitos mínimos que debe cumplir una Unidad de Gestión Forestal para poder ser certificada por el FSC. Fueron diseñados y acordados por los miembros del FSC en 1994, después de varios años de trabajo, pruebas de campo y consultas con interesados en el sector forestal de más de 25 países. En 1996, con la ratificación del Principio 10, relativo a Plantaciones Forestales quedaban constituidos los diez Principios Generales y sus correspondientes 56 Criterios del FSC sobre gestión forestal.

    Comercio de productos forestales

    Para impulsar el consumo responsable de madera, papel y corcho, WWF coordina la Red Ibérica de Comercio Forestal (RIbCF), un marco de colaboración con empresas y entidades españolas y portuguesas comprometidas con el consumo y comercio responsable de madera y productos forestales. Esta iniciativa tiene como objetivo contribuir, desde el mercado, a revertir la pérdida y degradación de los bosques de todo el mundo.

    Historia del FSC

    Según datos de la FAO (1999)1, casi la mitad de la cubierta forestal del planeta ha desaparecido, la mayor parte en las últimas tres décadas. Este problema es mucho más grave en los bosques tropicales, donde desaparecen cada año 11 millones de hectáreas.

    Ante este panorama, algunas organizaciones ecologistas de Holanda, Reino Unido, Austria y Estados Unidos promovieron en la década de los 80 un boicot internacional al comercio de productos forestales tropicales, como un mecanismo para reducir la demanda y frenar la deforestación.

    Estas medidas, si bien consiguieron reducir el consumo de maderas tropicales en los países desarrollados (hasta un 36% en Alemania, Holanda y Reino Unido entre 1992 y 1996), no produjeron el impacto deseado en la lucha contra la deforestación tropical y, es más, en muchas ocasiones contribuyeron a su aumento. En este sentido, la pérdida de valor económico de los bosques tropicales fomentó el cambio de uso de suelo hacia actividades más productivas a corto plazo, como la ganadería y la agricultura.
    Ante el fracaso de las campañas de boicot a la madera tropical, algunas organizaciones plantearon una lógica diferente: en lugar de castigar a los que lo estuvieran haciendo mal, premiar a los que estuvieran haciendo una gestión forestal adecuada, mediante un sistema de etiquetado de madera. Surge, de esta manera, la certificación forestal, que garantiza al consumidor que el producto procede de una masa forestal bien gestionada.

    La idea se extendió a gran velocidad y a principios de los 90 había más de 600 sellos de certificación forestal, situación que generó una gran confusión y falta de credibilidad entre productores y consumidores.
    En este escenario, y retomando la política de desarrollo sostenible de la Cumbre de Río, surge en 1993 la iniciativa FSC (Forest Stewarship Council o Consejo de Administración Forestal), en Toronto (Canadá) con los objetivos de:
    • crear un sello único que pudiese garantizar la credibilidad de la certificación a través de unos estándares de aplicación global
    • acreditar a las entidades encargadas de certificar los bosques

    Para más información www.es.fsc.org

Barnacork , S.L. - Barcelona - España - Europa - Servicio en Europa y America - Tel: 0034 93 309 77 83 - Aviso Legal - Contacto - Actiup

Con el fin de ofrecerte un servicio mejor, BARNACORK utiliza cookies solo para mejorar su navegación, no de terceros ni publicitarios.
Si desea saber más sobre nuestras cookies Política de privacidad.

Acepto las cookies de Barnacork

EU Cookie Directive Module Information